BOCA PÁLIDA
(Fragmento)
Isabel Gómez (Curicó, 1959)

A las mujeres Detenidas Desaparecidas

Me distancia la quietud
de estar dormida

Los silencios son el duelo
que arrastro
No encuentro a Dios en ninguna parte
tendré que abandonarlo
y ceñir la memoria
al ritual de otras manos

Desde cuándo he muerto
desde cuándo escribo este poema

He tendido mi imaginario sobre las piedras
y ya no puedo regresar
La inexacta luz de la verdad me devuelve
tu violencia
Tendré que proteger mis pasos
para no caer

He equivocado todas las palabras
la complicidad del mundo
deteriora aún más el silencio

Madre
simularé que vuelvo
de tu cansada sangre
al final de esta piel el miedo me sepulta
me deja a orillas de tu voz
en el rebrote de cualquier pereza
Madre no dejes que arrastre
más muerte a mi sombra
Las voces envejecen sin escucharse
las voces envejecen
sin escucharse

Voy a dejar mi rabia lejos de ti
Chile
he guardado en tu alma mi nombre
para que no sangre
No dejarás que este charco de olvido
cubra mis sueños
Los huesos de la libertad
me sepultan
bajo este pedazo de tierra
que comienza a crecer de mi cuerpo

Madre
pon tus labios sobre mi corazón.

Arrojaremos tumbas
Hacia dentro de nosotros
Tal vez veas mi corazón

Dejaré que mis muertos
Liberen todo lo que soy

Es otra la historia que escribí.