CERCANÍA DEL OTOÑO

(febrero 24/ 2003)

Las hojas y su idioma de raíces

mecen su canto en las copas

aún frondosas de febrero.

Desde mi ventana se escucha el mar

junto al lamento de una antorcha

que se extingue.

Una palabra desconocida

se ha incorporado al diccionario

para aumentar el silencio.

Todo es sombrío entre la multitud

de las calles.