ASTRID FUGELLIE (Punta Arenas, 1949): Ha publicado, entre otros libros: “Poemas” (1966); “Siete poemas” (1969); “Una casa en la lluvia” (1975); “Quién es quién en las letras chilenas” (1982); “Las jornadas del silencio” (1984); “A manos del año” (1987); “Los círculos” (1988); “Dioses del sueño” (1991); “Llaves para una maga” (1999). Es además Educadora de Párvulos.

 


MARIAGUA MEDIAGUA

Y dijo Jesús:
-De los desposeídos será el reino
de los cielos.
Y yo dije a Jesús:
-Así sea.

Y Jesús río.
Y yo reí como Jesús.

Y dijo Jesús:
-¿Cómo te llamas?
Y yo dije a Jesús:
-María.
Y dijo Jesús:
-Como mi madre.
Y yo dije a Jesús:
-No, mi nombre es mariagua mediagua y soy
de Chile.
Y dijo Jesús:
-¿Dónde queda Chile?

Y yo reí-estigmatizada.
Y Jesús comenzó a
sangrar.

 

LUCRECIA MILLAPI

Fresia Millapi tenía una hija llamada Lucrecia.
De la voz de Lucrecia Millapi se decía: Es dulce
como el canto que se aprende de la cuyaca. Y de
su pecho emotivo: Se lo prodigaron las loicas.

Lucrecia Millapi ayudaba a su madre. Cuando ambas
salían cargando las sábanas, las pobladoras
secreteaban : Se le parece a los ángeles.
Lucrecia Millapi murió siendo niña y Fresia,su
madre, lloró tres largos días y tres noches largas,
al cabo de los cuales le sobrevino el consuelo:
Bueno, pensó la mujer, Lucrecia no merecía
mi suerte de esclava.