ÁNGELA MONTERO (Santiago, 1963): Poeta iniciada en el taller literario “Greda azul”. Sus trabajos han sido difundido en numerosas revistas literarias y en el año 1998 publicó su primer libro: “Entre Fierro y Madera”, el que fue difundido en España y otros países de Europa. Junto al pintor Marcelo Lira dirige “Editorial Pobeta”, la que se destaca por la publicación de escritores marginados por el mercado oficial. Actualmente se encuentra preparando su segundo libro de poemas.

 

LENTO

Lentamente tus ojos
gritaron miradas
sin límite;
sobre musgosa alfombra
te sientas
transformando súbitamente
los ámbitos, légamos,
diagramas por mi humedad.
Acaricias esperanzas lejanas.

Lento y agotando el tiempo
con tu mano eliges,
diapasón de urnas
y en mi pentagrama
escribes con besos;
así me transpiro,
cae delirio, cae,
vuélcate en suspiro
porque gracias
a tu voz existo

 


EPÍLOGO

Sin rastro
coronando la mirada
vertió la copa
llenando el vacío
tuerce la vereda
extraviados flotantes
sin signos que tropezarán
con la distancia
al filo del sueño
cubre la calle
con un manto de lágrimas
había tiempo
los grúmulos de sangre
no se transformarán
químicamente
y el espacio a propósito
oxigenó las arterias
se levanta descuelga
memorias pétreas
suspendido en su propia
estructura y frente
a la ventana del cerebro recuerda
el camino más silente.

 

SIETE

Revestida de transparencias
la masa púrpura tardó
el lento minuto de la huida
frunció el músculo de la frente
en penumbras,
la sien tejió con gasa
el signo que acerca a su pecho
la voz del ángel petrificó
cicatrices
la vastedad de armonías
sin palabras acerca
preludios de ondas calvas
la cálida sangre inaugura
madrugadas de albedrío
sobre siete pinceladas celestiales
los matices de azucenas
acuden al lamento del laúd
hechicero ceniza
prisión y poesía
alza la voz en el cauce
de dioses
siete diamantes se esculpió
la enagua.