AMANTE ELEDÍN PARRAGUEZ (Santiago, 1956): Poeta y profesor egresado de la Unversidad de Chile, tiene además cursos de post-grado en la Universidad de Portland en los Estados Unidos. Gestor cultural de intenso trabajo, pertenece a la comisión de cultura del municipio de Peñalolén, comuna donde ha realizado un valioso trabajo de talleres literarios y diversas actividades culturales, dirigidas principalmente a los jóvenes pobladores. Es editor y coautor de “Un lugar que está e todas partes”, obra que narra la historia de la agrupación cultural “Barracón”. Ha publicado los poemarios “Digo mañana de algún modo” (1981); “Peñalolén nacido de las profundidades” (1996); “La canción extraña” (1999). Estos poemas pertenecen a su libro “El Único Lugar”.

 

PADRE

Esta lluvia Padre, te hace volver.
Vuelven todos los inviernos
Y los paraguas que abriste sobre tu sombrero
Y todos los sombreros sobre tu cabeza.
¿La sientes como martilla sobre mis oídos?
¿La ves acaso, como sus agujas
Clavan la tierra para llegar a sus raíces?

Esta lluvia Padre
Trae tu banca de madera sin pulir
Y tus herramientas de hacer escobas.
Esta lluvia te pone a contar historias
Junto al brasero de mi pieza pobre.
Pero tú,
¿Sientes la lluvia Padre, en tu país infinito?

 

PASAJERO EN DOS AVENIDAS

Una avenida recorre lo material de mi cuerpo;
En lo material de otros cuerpos,
De pasajes, de piedras, de puentes;
En lo material de edificios, de construcciones,
En lo material del vino, de una copa;
De una mano, de un beso.
Una avenida atraviesa el músculo de mi pecho,
Sube a mi cabeza, se interna en mi cerebro
Por esas avenida viajo a grandes velocidades
En busca de un final desconocido.

Otra avenida cuelga invisible de un cielo
Que flota y vaga sin soportes; sin amarras.
Una avenida que extiende sus alas debajo
De mi carne, en el confín de mis huesos;
Reverso de mi cuerpo material.
Entonces,
Viajo a dos mundos distintos en el mismo momento.
Dos avenidas llevan mi luz y mi cuerpo,
Entre ellas un alma se agita,
Se amarra y se suelta,
Pero juntos buscamos el mismo sitio.

 


PARA NO MORIR TENGO LAS CALLES

Para no morir tengo las calles,
Me llevan desde mis deseos a mis sueños.
Tengo mis manos para construirme la vida
Y mis pies para trepar a sus peldaños.
Tengo la luna anidada en mis ojos;
Su mantel, su espejo y su faro.
Pero a veces muero sin que lo sepa,
Quedo sordo y ciego;
Quedo mudo como el tronco de un árbol viejo.
Ni el claro de la luna me reanima,
Ni la brasa del sol; ni el café bien servido.
Nada me devuelve la vida cuando he muerto.
Otras veces resucito abruptamente.
Me cae la amanecida; la lluvia me despierta.
En mi ventana busco mi respuesta.
Sobre mi espejo escribo: ¿Quién anda por ahí?
Al silencio, que entre mis sábanas reposa, le pregunto:.
Al final de ese pasillo, una voz me dice tu nombre.

 

ESTA PÁGINA

Mi casa es esta página,
Que es ese camino cuando miro mis huellas;
Después de mis pasos.
Esta página que aun construyo
Y como una torre me alza y me esconde.
Siempre hay algo que agregar,
Una ventana, otra puerta;
Un balcón para esperar el tropiezo de la luna.
Mi casa es siempre una nueva casa,
Con las mismas alas y el mismo timón.
Y parece tan vacía sólo conmigo, y
Tan llena de fantasmas y ángeles.
Las palomas cuentan sus generaciones en el entretecho,
Más abajo, bajo el cielo de mi casa, me voy apagando.
Mis herramientas no cesan en mis manos,
Duermen si yo duermo, y al soñar,
A mi lado están construyendo.
Al hacer un alto para respirar de nuevo, me pregunto:
¿Cómo seguir levantando esta casa
y que tú estés conmigo siempre?.
Esta página es un camino invisible;
Se ve sólo volviendo los ojos atrás:
................................................A donde nadie vuelve.

 

 

ETERNIDAD

Si la eternidad existe,
............En ti tiene su entrada.
Si no tiene en ti su puerta,
Entonces,
............La eternidad anda extraviada.

Si la eternidad existe,
............La creo en ti alojada.
Si no existe,
Entonces,
............¿Qué es lo que me hace señas
desde tu hermosa morada?

Si la eternidad existe,
Y no tengo vista para verla en ti derramada,
Entonces,
.............Ciego estoy, vacío de ojos.
Si la eternidad existe,
.............Y no lo digo,
Entonces,
.............Ciega está mi poesía.

 

ALGO MÁS DE LO QUE INVENTO

Sé que eres un poco más que esa llama
Que de pronto veo encenderse en el fondo de tus ojos,
Y un poco más que esa forma que rodea tu brillo.
Algo más viene contigo:
No puede ser que seas sólo lo que yo invento.
Algo más que tú viene contigo,
Un alma ciega, párpados sellados,
Como tus ojos cuando no se abren,
Como el cielo cuando cierra sus ventanas celestes
Y deja que el mar se caiga a pedacitos.
Cuando me miras, la eternidad desnuda se pasea
Por los visillos de tus ojos.
Aletea mi alma para sacudir el polvo de su encierro.

Quiero arrancar hacia adentro de tu casa,
Al laberinto donde escondes tus manantiales.
Eres algo más que la apariencia de tu forma.
Si veo un barco, es que el mar te lleva,
Si veo un astro, es que el cielo te cultiva,
Si veo un árbol, es que un bosque te rodea,
Si veo un pájaro, el viento sueña en tus alas

Algo más eres, que lo que invento y rehago,
Algo más de lo que alcanzo
A decir con mi analfabeta lengua,
Algo más de lo que puedo llamar por tu nombre.
Sé que eres más que este sueño que en mi alma se enreda.

 

HABITANTE EN EL VACÍO

No estoy, pero la ilusión de esta forma me hace visible.
Todo el espacio y el de tus medidas es vacío.
Y por la calle soy esa forma vacía,
Pero entre tanto aire, entre tanto cielo
.................Se juntan mis brazos;
Los hacen las células que se acercan
Las que tienen sueños parecidos. Entonces,
Todos los átomos que miran por el mismo horizonte,
Y los electrones movidos por las mismas ilusiones
Se envían mensajes, papeles escritos con sangre,
Cartas de amor, prohibidas, que prometen victoria.
Por esto, el vacío comienza a llenarse de órganos .
Los ojos se abren y los sitios baldíos se llenan de flores.

Átomos similares se reúnen a conversar en un círculo
Y el desierto se convierte en un corazón.
Todo circula de arriba abajo,
Como una ascensión y una caída.
El vacío se llena de pájaros.
Esa bandada que vemos a veces cortando el viento,
Es nuestro espíritu que en el vacío levanta su casa.
Todos saben que tengo un nombre
Como las constelaciones,
Pero apenas soy unos puntos en el espacio.